Revisan especialistas las posibles problemáticas generadas en la convivencia familiar durante la contingencia por COVID-19

  • Especialistas en video conferencia

El tema se abordó como parte del Pre Congreso Habilidades para la vida en tiempo de crisis

Los especialistas que participaron en el quinto conversatorio del Pre Congreso Habilidades para la vida en tiempo de crisis, bajo el título Convivencia familiar en la contingencia —la licenciada María de Jesús Casillas Mendoza, psicóloga adscrita al área Clínica Infantil del DIF de Zapotlanejo; el doctor Armando Javier Díaz Camarena, autor del protocolo para Detección y Denuncia de Casos de Violencia de Género en Centros Escolares y de Educación Básica; y la maestra Laura Beatriz Chávez Zavala, presidenta fundadora del Colegio de Abogados especialistas en Derecho Familiar del Estado de Jalisco, moderados por Estefanía Martínez, jefa de Capacitación y Profesionalización del Instituto de las Mujeres de Zapopan— abordaron tres tópicos centrales: la protección de niñas, niños y adolescentes, la violencia en el hogar generada por el machismo y los protocolos de atención y apoyo familiar.

Casillas Mendoza abrió la charla al referirse a los problemas que se han agravado, basada en los reportes que el DIF Zapotlanejo ha atendido, desde que inició el aislamiento como medida de prevención social ante la presencia de la pandemia de COVID-19; entre los que citó: la utilización de drogas o el desarrollo de cuadros depresivos. Sugirió a los padres de familia, así como a los orientadores educativos y tutores, a reconocer las conductas que los jóvenes manifiestan en el encierro, como el descanso excesivo o los trastornos alimenticios, ya que son señales de tristeza que a su vez generan barreras en los núcleos familires.

“El orientador debe hacer un análisis en los jóvenes y darle un acompañamiento constante, no solo aprender a derivarlo con especialistas, sino generar lazos de apoyo y vínculos. Asimismo hacer uso de las líneas de intervención en crisis que puedan dar alternativas de ayuda para los adolescentes en situación de riesgo. En lo que respecta al contexto, es necesario que docifiquemos la información que recibimos para evitar que nos impacte de manera negativa, así como crear lazos de comunicación con nuestros familiares que nos permitan respetar nuestros espacios. Las mejores reflexiones de la vida se aprenden en los momentos difíciles”,

Por su parte, el doctor Díaz Camarena tocó el tema de la masculinidad tóxica y sus influencias en la dominación y el privilegio doméstico, que durante el encierro puede ser la causa principal de la violencia en la familia. “Todavía viven los roles sociales donde los hombres no hacen trabajo doméstico porque no es parte de su función social, y hemos atestiguado que cuando los hombres se involucran es porque la mujer está en su jornada laboral. Ahora con el confinamiento son ellas quienes hacen las tareas de la casa, mientras ellos se mantienen a la distancia. Aquí necesitamos ser más empáticos y reconocernos como sujetos emocionales para no responder con enojo y tiranía a las circunstancias, sino canalizar nuestras reacciones con especialistas. La violencia tradicional del hombre lo lleva a ser el sujeto dominante”.

A su vez, Chávez Zavala ahondó en la cultura de la paz dentro de los núcleos familiares y sobre todo en la protección de la niñez y expuso que es importante comprender —como adultos, como padres de familia, docentes, tutores u orientadores educativos— las obligaciones que se tienen para atender el cuidado de los menores de edad, “esto bajo enfoques diferenciados (de género, grupos sociales y de edad) y con perspectivas bio-pisco-sociales, todo producto de las leyes de protección a los niños, las niñas y los adolescentes, que seamos claros, siguen siendo menores de edad y están a nuestro cargo en entornos como la preparatoria”.

Explicó que con el encierro se presentan factores que aumentan la violencia en casa, los cuales son: los culturales de machismo, el adultocentrismo, los psico-sociales, los económicos, incluso el detonado con la pandemia. Además, agregó algunos datos que deben estar presentes y tenerlos siempre en cuenta en la protección de los menores de edad, ya que se tiene registrado que en México seis de cada 10 niños, niñas y adolescentes han sufrido métodos de disciplina violentos por parte de sus cuidadores y sobre todo que el 80 % de las adolescentes embarazadas han sido víctimas de abuso sexual por sus familires. “Las cifras están o pueden estar en aumento por la contingencia”, dijo.

El quinto conversatorio del Pre Congreso Habilidades para la vida en tiempo de crisis, bajo el título Convivencia familiar en la contingencia es organizado en conjunto por la Unidad de Orientación Educativa de la Coordinación de Apoyos Académicos del Sistema de Educación Media Superior (SEMS) y la Coordinación de Servicios Estudiantiles (CSE), la Coordinación General de Servicios Universitarios (CGSU) y la Coordinación General Académica y de Innovación (CGAI) de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Boletín Informativo No.: 
166
Víctor Rivera
Jueves 02 de Julio de 2020
Guadalajara, Jalisco
Fotografía: 
Víctor Rivera