Conmemorará la UdeG los 30 años de la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz

  • Interior de la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz

El poeta Vicente Quirarte presentará la mesa “La otra voz de Octavio Paz”, en presencia de autoridades de la UdeG

El recinto que vio nacer a la Real y Literaria Universidad de Guadalajara en el lejano 1792, dos siglos y casi tres décadas después, en específico este lunes 19 de julio de 2021, cumplirá 30 años de ser sede de la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz (BIOP).

Ya sea por su imponente arquitectura, los murales de Amado de la Cueva y David Alfaro Siqueiros, o por el acervo literario que resguarda, dicho recinto del Centro Histórico tapatío es uno de los espacios culturales más importantes y emblemáticos de Jalisco.

Por ello, la cita del 19 de julio a las 12:00 horas tendrá una carga simbólica especial; entre las actividades que destacarán el aniversario destaca la que se realizará como mesa virtual denominada “La otra voz de Octavio Paz”, que comandará el poeta Vicente Quirarte y que se transmitirá por facebook.com/Biblio.Ibero y facebook.com/udg.mx

La directora de la biblioteca, maestra Carmen Villoro, dijo que en la ceremonia participará el rector general de la Universidad de Guadalajara (UdeG), doctor Ricardo Villanueva Lomelí. “Nos pareció oportuno que Vicente Quirarte, quien conoce muy bien y a fondo la obra de Octavio Paz, nos hable sobre su figura; será un evento sencillo pero significativo”, declaró Villoro.

Invitan a regresar a la biblioteca
Mencionó que desde finales de junio volvió a abrir sus puertas la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz al público en general, pero con las medidas de sanidad indicadas por la Mesa de Situación en Salud de la UdeG.

“La respuesta ha sido reservada por parte del público, no ha sido inmediata, pero poco a poco la gente se empieza a acercar; todos son cautos y (por el momento) son pocos los usuarios”, dio a conocer Villoro.
 
Recordó a la gente que solía acudir de forma asidua al espacio, que el lugar es seguro y pueden retomar dinámicas como consulta, lectura de periódicos y más. “Desde el sábado 3 de julio ya estamos con las actividades del cuentacuentos para niñas y niños”.

Añadió que se aprovechó el cierre al público, en el último año, para hacer trabajos de todo tipo, desde administrativo, mantenimiento y adecuación de una nueva sala de conferencias en la Capilla de Loreto (la nave adyacente a la principal donde está el área infantil).

“Aquí se podrán realizar charlas, conferencias, presentaciones de libros y otro tipo de actividades”, detalló la también poeta.

Recordó que en cuanto a libros, los que aquí se encuentran son cerca de 90 mil, cuya temática son las humanidades, escritos por autores de Iberoamérica.

“Es un templo a la poesía y el silencio; es un refugio de todas las adversidades; un espacio donde se puede detener el tiempo para tener una mayor conexión con uno mismo y con los otros, que han pensado, sentido y propuesto cosas importantes para la humanidad”, describió.

El director del Sistema Universitario de Bibliotecas, doctor Sergio López Ruelas, dijo que es maravilloso que este espacio, donde en 1792 nació la UdeG, ahora sea una biblioteca, porque qué mejor manera de celebrar a la Universidad que con el conocimiento.

Gran tesoro cultural de Jalisco
La BIOP posee las primeras obras del movimiento muralista en Jalisco: se trata de la pintura Ideales agrarios y laboristas de la Revolución de 1910, hecha en 1925 y compuesta de varios murales a lo largo y ancho de la nave principal del recinto, hechos por los pintores David Alfaro Siqueiros y Amado de la Cueva.

Ese patrimonio artístico se adereza con la arquitectura colonial heredada del antiguo Templo de Santo Tomás de Aquino.

“Este es el monumento arquitectónico más estrechamente vinculado con la cuna de la educación media superior en todo el Occidente de México. Con esto, los religiosos de la Compañía de Jesús establecieron un colegio que se hiciera cargo de que los bachilleres de la época tuvieran una formación humanista”, explicó el cronista Tomás de Híjar Ornelas.

Enunció que por este edificio pasaron reconocidos jesuitas como Juan María de Salvatierra y José María Clavijero, y el geógrafo Eusebio Kino, quien tuvo que obtener una licencia del obispo de Guadalajara y los recursos para sostener el proyecto de misiones evangelizadoras en el noroeste de México, en Sinaloa, Sonora, Baja California y Alta California.

“De aquí partieron las rutas de la civilización hasta Sacramento, California. Esto es grandísimo, es un foco de irradiación de civilización y cultura. A estos misioneros les interesaba evangelizar, pero también fundar pueblos, hacer sedentarios a los habitantes originarios y enseñarles artes y oficios”, recalcó De Híjar Ornelas.

Después de la expulsión de la Compañía de Jesús, fue hasta finales del siglo XVIII, en 1792, cuando del rey Carlos IV autorizó la formación de la Real Universidad de Guadalajara, teniendo como sede a este edificio y su colegio anexo hasta 1826.

“Si decimos que esta es la cuna de la educación media superior en todo el Occidente; si decimos que esta fue la casa de la que salieron los grandes civilizadores del noroeste, del norte y de las Californias, ahora añadamos que también es la cuna de la Universidad de Guadalajara”, subrayó el cronista.

Durante el siglo XIX, la edificación pasó de ser sede del Poder Legislativo de Jalisco, de distintas escuelas y de nuevo como templo católico hasta 1914.

En 1924 el recinto se mandó a ser decorado por el entonces gobernador José Guadalupe Zuno, cuando vuelve a sede de la UdeG cuando se refundó en 1925 y se habilita como salón de discusiones.

Entre 1948 y 1985 ahí estuvo una oficina de Telégrafos de México. Y fue hasta 1992 cuando la UdeG inauguró la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz, bajo la dirección del escritor Fernando del Paso.

Boletín Informativo No.: 
275
Iván Serrano Jáuregui
Viernes 16 de Julio de 2021
Guadalajara, Jalisco
Fotografía: 
CGCS de la UdeG